Sedimentación

Consiste en la separación entre el sólido y un fluido mediante la acción de la gravedad. En algunos casos cuando existe una gran fuerza de atracción entre las partículas que contiene el agua (tipo coloidal), la sedimentación no es posible de forma natural, por lo que es necesario recurrir a procesos previos de coagulación –floculación.

Es utilizada en el tratamiento de agua, especialmente en el caso de aguas residuales, en donde puede realizarse de dos formas:

Sedimentación simple: Reduce la carga de sólidos sedimentables con tamaños de partículas relativamente grandes, gracias a que la fuerza de gravedad que influye en las partículas prevalece sobre la fuerza de arrastre del fluido tratado.

Sedimentación Inducida (Decantación): Es la sedimentación de partículas coloidales, cuya coagulación y aglomeración fue inducida previamente por agentes químicos.